Marcas


MercadoPago - Medios de pago

GUSTAVO FEDEL / MOZART-MAHLER-MARCELLO

GUSTAVO FEDEL / MOZART-MAHLER-MARCELLO Ampliar

Una curiosa coincidencia reúne en este disco a tres compositores cuyos apellidos comienzan con una misma inicial. Y más allá de las diferentes extracciones históricas y estilísticas que distinguen a cada uno de ellos, tal vez no sea ese el único punto en contacto.

Más detalles

300,00$

1. Alessandro Marcello (1673-1747): Adagio

(Transcripción para piano: Gustavo Fedel)

 

Wolfgang Amadé Mozart (1756-1791)

Concierto para piano y orquesta en Re menor K. 466

2. I Allegro (cadenza: Ludwig van Beethoven) (14:12)

3. II Romanza (9:13)

4. III Rondo: Allegro assai (cadenzas: G. Fedel y L. van Beethoven) (9:45)

 

5. Gustav Mahler (1860-1911): Adagietto, de la Sinfonía nro. 5 (9:21)

(Transcripción: Editorial Peters)

 

Músicos:

Gustavo Fedel Piano (Gerh Steinberg gran cola)

Fernando Lerman Flauta

Lis Rigoni Oboe

Julieta Di Fede Fagot

Mario Tenreyro Corno

Edgardo Romero Trompeta

Carlos Triolo Timbales

 

Orquesta de cuerdas Juan José Castro

Dirección: Alejandro Elijovich

Técnicos de grabación: Martín López, Tomás Hepner y Arturo Lamm

Mezcla y Masterización: Arturo Lamm

Fotografías: Josefina Schmipp

Diseño gráfico y notas: Germán A. Serain

 

Sobre la obra.

Una curiosa coincidencia reúne en este disco a tres compositores cuyos apellidos comienzan con una misma inicial. Y más allá de las diferentes extracciones históricas y estilísticas que distinguen a cada uno de ellos, tal vez no sea ese el único punto en contacto. Hay una especie de continuidad, un hilo conductor que es puesto de manifiesto a través de la sensibilidad y la expresión del intérprete, que emparenta las tres obras incluidas en este disco.

Se ha dicho que el Concierto para piano nº 20 en Re menor de Wolfgang Amadeus Mozart (1756-1791) no sólo es el más popular entre sus obras concertísticas, sino también el más influyente en términos históricos. La partitura fue fechada en Viena el 10 de febrero de 1785, apenas un día antes de su estreno. Entre 1784 y 1786 Mozart compuso una docena de conciertos para piano, todos ellos muy personales, pues estaban escritos para ser él mismo su intérprete. Pero en este caso estamos ante el más dramático de todos, que prefigura elementos que más tarde desarrollará en la ópera Don Giovanni y finalmente en su Requiem.

En aquellos años Mozart se hallaba en la cima de sus capacidades. No es casual que Haydn le confiara a Leopold Mozart: “Su hijo es el compositor más grande que conozco”. Otro gigante, Ludwig van Beethoven, apreciaba de un modo muy especial este concierto y escribió para el mismo varias cadenzas, algo que también harían Brahms, Alkan, Hummel, Busoni y Clara Schumann. Estructurado en los tres movimientos característicos del concierto clásico, el trabajo inicia con un Allegro en forma sonata, prosigue con una Romanza y finaliza con un Rondó brillante. Retomando la tradición y el sentido de ser de una cadenza, Gustavo Fedel interpreta aquí las ideadas por Beethoven, pero incorpora además una suya propia en el movimiento final.

 

Anterior a Mozart fue el veneciano Alessandro Ignazio Marcello (1673-1747). Noble diletante, coetáneo de Antonio Vivaldi, Marcello compuso conciertos, cantatas, arias, canzonettas y sonatas para violín. Hoy sus obras se tocan con escasa frecuencia, pero la belleza no les resulta ajena. Esto se pone de relieve en el Adagio aquí incluido, que forma parte de un concierto para oboe, que ya en su hora Johann Sebastian Bach rescató en una transcripción con acompañamiento de clavecín. En 1970 este Adagio fue incluido en la banda de sonido del film Anonimo veneziano, de Enrico Maria Salerno, que narra la historia de amor de un oboísta que padece una enfermedad mortal. Aquí Fedel, a través de una transcripción propia, aprovecha las posibilidades del piano moderno para convertir esta pieza en la puerta de entrada a su disco.

En el otro extremo de la línea temporal, el tercer compositor aquí incluido es Gustav Mahler (1860-1911), también vinculado al cine a través del Adagietto de su Quinta Sinfonía, incluido en la película Muerte en Venecia, dirigida por Luchino Visconti. La pieza corona el trágico final del film, que cuenta los últimos días de un imaginario compositor que, en los inicios del siglo XX, se refugia en Venecia, víctima de una fuerte depresión, y fija su atención en un joven llamado Tadzio. La película es una disquisición acerca de la pérdida de la juventud y la vida, y termina con el protagonista muriendo, contemplando a Tadzio, quien ajeno a la situación juega con un amigo a orillas del mar. Por una vez, Mahler no habría tenido en mente una escena tan dramática: al parecer este Adagietto fue un regalo a su esposa Alma, una maravillosa declaración de amor que aquí Fedel rescata en su enorme expresividad romántica.

 

Germán A. Serain

 

  • Cantidad de temas 5
  • Tipo de edición Jewel box con lamina interna.
  • Soporte CD

No hay comentarios de clientes por ahora.

Escribe tu opinión

Escribe tu opinión