Marcas

RUBENS (DONVI) VITALE / UN LINYERA ESTABLECIDO

RUBENS (DONVI) VITALE / UN LINYERA ESTABLECIDO Ampliar

Diálogos sobre política, música y educación. Un libro para conocer en detalle la vida y pensamiento de un hombre admirable del cual guardo un gran recuerdo. Claudio Ronanduano. Editado en el año 2013 por Ciclo 3.

Más detalles

110,00$

 

Sobre la obra

 

Desde Mayo a Septiembre del 2012, Rubens Vitale (Donvi) fue entrevistado por Pablo Arias, estudiante de artes visuales de la Facultad de Bellas Artes de La Plata, a quien le contó las ideas que animaron y marcaron toda su existencia como dirigente político, sindical, referente en el país de la autogestión en la producción musical y pedagogo, con el proyecto de volcarlas en un libro dirigido a los jóvenes. No llegó a concluirlo… Se fue el 27 de octubre. Donvi era un excelente expositor y creador de ideas, con un método particular que combinaba tiempos, espacios y temáticas, que al final confluían en un planteo central. Ese estilo le dio muy buenos resultados como pedagogo, en la transmisión coloquial de sus pensamientos. Los temas centrales giran sobre cuatro ejes, que guiaron su acción durante toda su vida:

 

· Los cambios en el sistema capitalista-maquinista y la automatización.

· El origen del capitalismo según Marx y críticas al marxismo.

· El pasado reciente en la historia política argentina y latinoamericana.

· La música popular dentro del contexto histórico y su método de enseñanza.

 

Edición

Rústica con solapas.

180 páginas.

Formato: 21 x 15 cm.

 

Entrelíneas

Donvi, el visionario de la música

 

Por Mauro Apicella  | LA NACION

Nosotros queríamos ir a algún lugar, a Mendoza, a Rosario, entonces nos conectábamos con ellos [la gente de cada provincia] y nos organizaban los conciertos. Después mandábamos cartas a todos. El correo argentino era esencial y fundamental. Cuando llegábamos no poníamos afiches ni nada, todo el mundo ya sabía que estábamos allí. Entonces llegábamos a llenar teatros y a hacer distintas actividades; ese tipo de organización funcionaba fundamentalmente sobre la base de las ideas y el pensamiento, y de una actitud que tenían todos los demás y que por supuesto uno representaba. Ésa era, en realidad, la actitud de transparencia; nosotros, por ejemplo, sacábamos discos que decían: «Este disco va a ser grabado si vos lo comprás por anticipado». Vendíamos discos por anticipado para ser entregados después, al precio de costo. Una cosa que hoy en día podría llamarse «una idea de marketing», pero en realidad era lo que la gente de ese movimiento estaba dispuesta a hacer para apoyar."Estas palabras están extraídas de una entrevista con Rubens "Donvi" Vitale para el libro Era sólo rocanrol , de Uberto Sagramoso, editado en 2004. A fines del último año se publicó otro libro, Un linyera establecido , con una serie de charlas con Pablo Arias (estudiante de Bellas Artes de la Universidad de La Plata) que plasman el pensamiento de Donvi sobre política, música y educación. Ahí también se incluyó esta entrevista de Sagramoso y otros textos.

Lamentablemente, Donvi no llegó a ver su libro publicado porque falleció en octubre de 2012, a los 83 años. Pero quedan sus ideas y, sobre todo, la importancia de sus acciones. Para traducirlo en datos concretos: lo que un músico independiente hace hoy a través de Twitter o Facebook para convocar a su público, a principios de los setenta Donvi, su esposa Esther Soto (que tiene el 50 por ciento del mérito en todos sus proyectos) y el colectivo de músicos denominado M.I.A. (Músicos Independientes Asociados) lograban lo mismo, pero con Encotel. ¿Cuántos de los que están leyendo ahora estas líneas saben lo que era Encotel?

Donvi, Esther, sus hijos Liliana y Lito Vitale, Alberto Muñoz y el resto de M.I.A. eran unos visionarios. No fueron vanguardistas. Porque el término vanguardia se utiliza para definir otro tipo de cosas. En general, habla de hechos artísticos extemporáneos, que insinúan un futuro para una corriente artística, pero que la mayoría de las veces terminan siendo hechos de experimentación de una época muy determinada, que un par de décadas después remiten exclusivamente al tiempo cuando fueron creadas y, en ocasiones, suenan o se ven pasadas de moda.

Donvi y M.I.A., simplemente, supieron ver el camino que debían tomar. Fue el camino que les dio resultado (a ellos y a tantos otros que vinieron después).

Todos los que lo conocieron dicen que Donvi fue un gran pedagogo. Alcanza para confirmarlo la claridad de sus palabras en este libro y lo didácticas que resultan las entrevistas. La mayor parte de este material no es de su experiencia con la docencia musical y la música independiente desarrollada a partir de M.I.A. Es, más bien, una deuda pendiente que tenía con su mujer y dos amigos, referida a reflexiones políticas. Escribió Esther para el prólogo: "Desde principios de los años 60, Donvi con algunos compañeros se impusieron la tarea de analizar la realidad histórica para poder comprender o visualizar, con la esperanza de vislumbrar un mundo más justo, hacia dónde se dirigía el cambio de la sociedad maquinista capitalista. Habían llegado a la conclusión de que los partidos autodenominados de izquierda no eran el camino correcto y durante dos o tres años investigaron con sentido crítico el paradigma marxista del cambio".

El grupo se desmembró y el trabajo no llegó a ser publicado por desacuerdos internos. Sin embargo, Donvi retomó algunos de esos conceptos en esta serie de entrevistas. Para darle un contexto histórico hay que decir que se gestó 25 años antes de la caída del Muro de Berlín y se publicó 25 años después. Esas reflexiones siguen ahí y cada uno las interpreta a su manera (como realistas y esclarecedoras, utópicas o anacrónicas). En cambio, las ideas de Donvi sobre la formación musical (él no enseñaba a partir de partituras sino de la escucha) y, especialmente, la autogestión fueron las que quedaron plasmadas en hechos concretos. Fueron ideas y hechos que, sin duda, lo trascendieron.

El sistema de producción musical que realizan hoy artistas de diferentes provincias en el interior del pais y los movimientos de música independiente generados a finales del último milenio y principios de éste, no son hijos directos de aquel colectivo musical impulsado por Donvi y Esther, porque los mecanismos han cambiado. Pero sin duda están inspirados o tienen, como una referencia fundamental, las ideas de Donvi.

Organizaciones como UMI o FA-MI y otras, o la misma ley que creó a fines de 2012 el Instituto Nacional de la Música tiene un espíritu que está íntimamente relacionado con aquella gesta de Don Vitale.

En el libro Un linyera establecido hay varios testimonios, sobre todo de quienes fueron sus alumnos. Santiago Chotsourian, director de orquesta, compositor y gestor cultural, lo definió de esta manera: "Como decía Kierkegaard, la pureza del corazón es querer una sola cosa. Y pienso que Donvi quería una sola cosa, ser maestro".

Gabriel Senanes, también compositor y director de orquesta, escribió para este libro: "La vida de Donvi tuvo, tiene y tendrá efecto. Porque como maestro, encontraba para cada quien las preguntas justas, íntimas y precisas, que lo guiaban a sus propias respuestas"..

 

 

No hay comentarios de clientes por ahora.

Escribe tu opinión

Escribe tu opinión